miércoles, 31 de enero de 2018

"El deshielo", por Lize Spit.



En 1988 nacieron tres niños en la pequeña ciudad de Bovenmeer: Laurens, Pim y Eva. Durante la infancia, y debido a la difícil situación familiar que vivía, la niña se volcó en su amistad con sus compañeros. Al llegar a la adolescencia, y azuzados por una incipiente curiosidad sexual, los chicos iniciaron un escabroso juego que tendría graves consecuencias para ellos. Transcurridos trece años de ese último verano juntos en que todo se desbocó, Eva regresa a Bovenmeer dispuesta a ajustar cuentas con el pasado. 

Esta es una de ésas novelas difíciles de reseñar. Primero, porque desde que se publicó en Bélgica allá por 2015, ha entrado en una bola creciente de popularidad que ha hecho que la veamos hasta en la sopa. Segundo, porque viene avalada por varios premios y una buena dosis de controversia, dos ingredientes que nunca fallan a la hora de azuzar a cualquier lector que se precie. Y tercero, por la novela en sí misma, por su contenido y por la forma de contarlo. Cómo se las gasta Lize Spit, amigos.


Eva vuelve a su localidad natal, Bovenmeer, después de años de exilio, con la excusa de participar en un homenaje a Jan, fallecido cuando ambos eran apenas adolescentes. Pronto sentiremos el peso que arrastra Eva, focalizado en ese enorme bloque de hielo que transporta en el maletero del coche, y que la llevará a recorrer su infancia y adolescencia junto a los otros dos niños que nacieron el mismo año que ella: Laurens y Pim. 

La infancia y los primeros compases de la adolescencia de Eva no son precisamente un terreno fácil ni agradable de pisar. En el hogar familiar, Eva sólo halla refugio en la figura de su hermana pequeña, Tesje, aquejada de un mal que la obliga a repetir rituales absurdos de forma constante.

Estructurada en varios tiempos, con constantes saltos adelante y atrás en el tiempo, "El deshielo" es una novela tremendamente exigente, que requiere una buena dosis de paciencia para entrar en ese clima cerrado, opresivo, de la infancia de Eva en Bovenmeer. Splitz se vale de un entorno rural, de ésos dados a la maledicencia y la rumorología, de ésos en los que uno vale más por lo que calla que por lo que cuenta, y en él coloca a Eva, Laurens y Pim en pleno despertar sexual. Una transición especialmente compleja en esta historia, que en más de una ocasión va a dejar al lector sin aliento, más por la dureza de lo que cuenta que por el ritmo de la novela, que es más que pausado. No por ello decae el interés del lector, que se ve inmerso en una trama que va in crescendo hasta que, en las últimas cien páginas, te golpea con contundencia. Fueron varias las veces en las que tuve que cerrar el libro para tomar aire, yo que pensaba que tenía el estómago curtido para estos menesteres.

Supongo que si habéis leído hasta aquí, no queda nada claro si la novela me ha gustado o no. Personalmente, sí. Me ha gustado la narrativa, pausada y con carácter, de Lize Spit. Me ha gustado que, después de tantas novelas negras a las espaldas, haya conseguido doblegarme como lectora, especialmente en las últimas cien páginas, y me haya obligado a tomar aire. Me ha gustado, pero no lo hará a todo el mundo, ese final tan necesario. ¿La recomendaría? Sólo a lectores con cierto bagaje y buena capacidad para encajar los golpes. ;)

27 comentarios:

  1. Coincido en muchas cosas de las que dices. Es una novela difícil pero la disfruté muchísimo.

    ResponderEliminar
  2. Me llama mucho. La tengo más que apuntada y se va quedando atrás, pero me gustaría leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. jeje, tu lo que planteas hoy más que una reseña es un reto. Después de leerte sólo me sale preguntarme ¿seré o no seré capaz de afrontar esta novela? Bueno, como me gustan los retos me la llevo. Ya te contaré si venzo :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Al principio me interesó mucho esta novela pero reseña tras reseña he ido perdiendo el interés, aunque creo que entro en el grupo de lectores a los que la recomiendas creo que no me voy a animar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Estoy completamente de acuerdo en todo...tiene un ritmo pausado pero te lleva rápido porque solo quieres verificar que no es lo que piensas. También creo que no es para todo el mundo...hay que estar preparado porque no es una lectura fácil.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Yo ahora no estoy para este tipo de lecturas, lo dejo pasar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa,

    la compré el mismo día que salió a la venta y aún no la he leído! Sí, lo sé no tengo perdón jajaja. Tengo ganas de hacerle hueco porque voy leyendo reseñas y me pica aun más la curiosidad que cuando la compré.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Bueno, a mi se me hizo algo lenta y tiene algunos pasajes que hubiera eliminado porque me sobraron y no aportaban nada a la historia. Creo que sabrás perfectamente a cuáles me refiero. Besos

    ResponderEliminar
  9. Esta vez no me animo, confieso que me da hasta pereza pensar en esta novela. Vale, estoy muy perezosa, es cierto. Necesito cosas facilonas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me la han regalado y es cuestión de tiempo ponerme con ella. Creo que por lo que he visto en opiniones, el argumento es super interesante, y habrá quienes no puedan encajar este tipo de narrativa. Yo, cuando lo lea, ya comentaremos si he sido capaz o no. Pero apetecerme, me apetece y mucho.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  11. Yo no suelo leer muchas novelas negras así que tal vez la vería desde otra perspectiva. Me alegra que la hayas disfrutado. Un besote :)

    ResponderEliminar
  12. Pues por lo que cuentas es bastante parecida a lo que yo me imaginé cuando leí su sinopsis por primera vez, sí. Creo que será una lectura dura y no para todos los lectores, pero eso no me echa atrás. A veces me gustan libros bastante atípicos, y con éste tengo un buen presentimiento.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Me gustan este tipo de lecturas que te obligan en cierto momento a cerrar el libro. Tendré que leer este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. Cada vez soy más sensible a la dureza de las escenas así que creo que lo dejo pasar, que me has dado miedito con la reseña.
    Me alegro de que lo hayas disfrutado.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Yo con ésta no me animo. Sé que es buena pero no tengo claro si sería capaz de disfrutarla
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Pues me apetece, y además leyéndote creo que me gustaría mucho. A pesar de todo. La tengo apuntada desde que leí la primera reseña pero es que con la tuya me he reafirmado. Quiero leerla.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  17. Por lo que comentas en tu reseña, resulta una lectura interesante; pero entiendo que es de las novelas que hay que buscarles el momento adecuado para su lectura. Apuntada queda. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Creo que esta novela me gustaría por lo que comentas de ella.
    Un besito :D

    ResponderEliminar
  19. Pues la empecé y no conseguí pasar de la página 40. Tengo que volver a intentarlo.
    Un beso ,)

    ResponderEliminar
  20. Me habías conquistado, hasta que he visto lo de encajar golpes... No estoy yo para encajar muchos, así que la dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Seguro que es una buena lectura para el frío del invierno. Has conseguido picarme la curiosidad. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Pues me gustaba la idea pero está claro que para mí no es, eue si a base de golpes te deja sin aire va a ser que no.
    Es la primera reseña que leo de ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Pese a las reseñas que he ido viendo, tengo mis dudas con ella. Puede que más adelante me decida. Un besote!

    ResponderEliminar
  24. Ufff, lo del estómago curtido... no sé si será para mí...

    ResponderEliminar
  25. Vaya, me dejaste con mucha curiosidad, sobre todo por ese último párrafo. Me llama la atención ese ambiente opresivo que dices y sobre todo los personajes. No me importaría darle una oportunidad.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  26. Creo que estoy lista para esos golpes que comentas. Besos

    ResponderEliminar